Taller de Masaje Infantil en el herbolario Inma Casanova en Catarroja

Taller de Masaje Infantil en el herbolario Inma Casanova en Catarroja

Ciclo de charlas en el Herbolario Inma Casanova en Catarroja

Ciclo de charlas en el Herbolario Inma Casanova en Catarroja

Ciclo de charlas

Omega 3 – Parte 2: Los niños – 2

bebe comiendo filete

Como se puede observar si a un niño le faltan ácidos grasos esenciales?

Los síntomas pueden ser los siguientes:

–       piel y cabellos secos y uñas quebradizas

–       piel áspera y/o escamosa, especialmente en brazos y muslos (como la piel de gallina)

–       trastornos de crecimiento

–       propensión a alergias o infecciones

–       micción frecuente, mucha sed

–       sensibilidad a la luz

–       visión nocturna limitada

–       insomnio, tanto  el quedarse dormido, como el permanecer dormido toda la noche

–       irritabilidad, cambios repentinos de humor, frustración

–       hipersensibilidad emocional

–       dificultad de mantener la atención y de concentrarse en una cosa, por consecuencia:
fácil distracción

–       aparente ausencia, parece que no escucha

–       no termina sus tareas o incluso juegos, empieza a jugar muchas cosas a la vez,
empieza muchas tareas a la vez y va cambiando

–       trastornos de aprendizaje

Si su hijo muestra varios de estos síntomas, debería hablar con su pediatra.

niño concentracion

Las mejores fuentes de omega 3 son el pescado azul y los aceites vegetales

A nivel alimentario nos podemos encontrar diferentes formas de omega 3, que son los siguientes:

–       ácido alfa-linolénico (ALA)

–       ácido eicosapentanoico (EPA)

–       ácido docosahexaenoicoo (DHA)

El ácido alfa-linolénico se encuentra principalmente en los aceites vegetales, principalmente los aceites de semillas de lino, colza, nuez y soja aportan las mayores contribuciones. Mientras en la dieta actual prevalecen los omega 6 con una relación de omega 6 a omega 3 de un 25 a 1, se recomienda más bien una relación de 6 a 1, es decir una proporción de 6 partes de omega 6 por una de omega 3. Así pues es conveniente aumentar la ingesta de omega 3 para mejorar la relación mediante la ingesta de pescado graso como arenque, salmón, atún, salmón, caballa donde se encuentran principalmente los ácidos EPA y DHA. El pescado de agua dulce como la trucha y la carpa igual que los animales terrestres suelen contener una menor  o nula cantidad de omega 3.

 

Nuestro consejo:

Para que su hijo esté abastecido de una cantidad suficiente de ácidos grasos omega 3, le recomendamos la utilización de aceite vegetal de colza. El aceite de lino en teoría sería el ideal, ya que tiene un alto contenido en ácido linolénico, pero también tiene un sabor más áspero e incluso rancio, así que la propuesta es probarlo.
Luego: déle de comer como mínimo 2 veces a la semana pescado azul (no de lata!) y después de asegurarse que su hijo no tiene alergia a la proteína del pescado (en cuyo caso tampoco podrá comer el pescado en si), también puede optar por  suplementos alimenticios específicos para niños que – a parte de su comodidad y su mayor contenido en omega 3 – serán incluso inodoros y sin sabor a pescado.

 

Para terminar: Un niño feliz de hoy es un adulto feliz en el mañana. Si le podemos ayudar a ser feliz y mentalmente tranquilo, ¡hagámoslo!

 

Nuria Roda Aguilera
Acupuntora, terapeuta manual, herbodietista y monitora de yoga infantil

 

 

A %d blogueros les gusta esto: